Calçots al horno con salsa romesco: Un banquete en tu hogar

Los calçots al horno son una deliciosa tradición que se ha extendido a todos los rincones del mundo. Nuestros tiernos brotes de cebolla, cultivados uno a uno, sin pesticidas, ni elementos químicos, asados a la perfección, ofrecen un sabor único que vale la pena explorar. Acompañados de la clásica salsa romesco, esta receta es un viaje culinario directo a las tierras soleadas de La Huerta del Perigall.

Ingredientes:

1 manojo de calçots (aproximadamente 20-25 unidades)
Aceite de oliva virgen extra
Sal gruesa
Para la salsa romesco:

2 tomates medianos, asados
2 ñoras (pimientos secos), remojadas y sin semillas
1 cabeza de ajo, asada
100 g de almendras tostadas
50 g de avellanas tostadas
1 rebanada de pan tostado
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de vinagre de vino tinto
150 ml de aceite de oliva virgen extra
Sal al gusto

Instrucciones:

Paso 1: Preparación de los calçots

Compra y limpieza: adquiere calçots frescos en tu tienda de La Huerta del Perigall o con tu pedido web. Límpialos quitándoles la capa exterior más dura y asegúrate de que estén libres de tierra.

Atado de calçots: agrupa los calçots y átalos con hilo de cocina, dejando las puntas asomando. Esto facilitará el manejo durante la cocción y le dará un aspecto rústico.

Precalienta el horno: ajusta tu horno a 200°C para comenzar la cocción de los calçots.

Paso 2: asado de los calçots

Aceite y Sal: coloca los calçots atados en una bandeja para horno. Rocíalos generosamente con aceite de oliva y espolvorea con sal gruesa.

Horno: introduce la bandeja en el horno precalentado y cocina durante aproximadamente 25-30 minutos o hasta que los calçots estén tiernos y tengan un aspecto dorado y ligeramente chamuscado.

Paso 3: Preparación de la salsa romesco

Asado de tomates y ajo: mientras los calçots se cocinan, puedes asar los tomates y la cabeza de ajo. Simplemente córtalos por la mitad y colócalos en una bandeja para asar en el horno hasta que estén suaves y con un ligero tostado. Preparación de las ñoras: después de remojar las ñoras en agua caliente, escúrrelas y quítales las semillas.

Procesado de frutos secos: en un procesador de alimentos, mezcla las almendras, avellanas y el pan tostado hasta obtener una mezcla fina. Mezcla de ingredientes: agrega los tomates asados, la cabeza de ajo asada, las ñoras, el pimentón dulce, el vinagre de vino tinto y la mezcla de frutos secos al procesador de alimentos. Mezcla bien hasta obtener una consistencia suave.

Añade aceite de oliva: con el procesador en marcha, vierte lentamente el aceite de oliva virgen extra hasta que la salsa adquiera la consistencia deseada. Sazona al gusto: agrega sal al gusto y ajusta la consistencia con más aceite si es necesario. La salsa romesco debe tener una textura cremosa y un sabor equilibrado.

Paso 4: disfruta de los calçots al horno con salsa romesco

Sirve calçots calientes: una vez que los calçots estén listos, retíralos del horno y sírvelos mientras están calientes. Acompaña con salsa romesco: presenta los calçots en una bandeja y acompáñalos con la deliciosa salsa romesco. Invita a tus comensales a sumergir los calçots en la salsa antes de disfrutarlos.

¡Consejo Adicional!

Los calçots al horno son ideales para compartir en una reunión informal. Coloca los calçots en el centro de la mesa, junto con la salsa romesco, y deja que cada comensal se sirva a su gusto

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

¿Te interesa recibir nuestras recetas, información y promociones cada mes?

Al suscribirme, confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

OTRAS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Delicia de calabacín y calabaza al horno con hierbas frescas

Ensalada Mediterránea de patatas con vinagreta de hierbas frescas

Risotto con espárragos verdes frescos de La Huerta del Perigall

Abrir chat
Hola 👋,
¿En qué podemos ayudarte?